Skip to main content

Search

Search

Evitá estos 6 alimentos y bebidas que dañan tus dientes

La principal causa de caries, que son básicamente agujeros en los dientes, es el ácido que se almacena allí y que desgasta el esmalte con el tiempo. Alimentos como dulces azucarados y/o carbohidratos almidonados se disuelven en azúcares que se convierten en ácido corrosivo en tu boca, atacando el esmalte de tus dientes y debilitándolos. Para mantener tus dientes fuertes y el esmalte intacto, evitá estos alimentos dañinos, o, si es absolutamente inevitable caer en la tentación, asegurate de cepillarte los dientes y hacer un enjuague con LISTERINE® después de consumirlos.

# 1 Caramelos duros

Es de esperar que cuando chupás caramelos duros por largos períodos de tiempo, o los rompés en pequeños trozos, ponés en peligro el esmalte dental y tu salud bucal. A su vez, los ducles están llenos de azúcar, que se adhiere a los dientes y tarda mucho tiempo en disolverse, exponiendo las encías y los dientes.

# 2 Bebidas ácidas

Jugos, bebidas deportivas y todos los refrescos (aún los dietéticos) están llenos de azúcar y ácido, por lo cual no son una buena opción para tus dientes. La mejor opción para tus dientes es el agua. Sin embargo, si preferís bebidas saborizadas, buscá marcas que no tengan azúcares añadidos o tratá de añadir un poco de fruta o verdura (como la sandía o el pepino) al agua a para obtener un refrescante sabor que sea menos perjudicial para tu boca. Considerá también diluir el jugo con agua para que sea menos perjudicial para tus dientes.

# 3 Tortas

Cualquier alimento con grandes cantidades de azúcar es problemático para los dientes. Los dulces pegajosos son los peores enemigos de los dientes, e incluso algunos frutos secos pueden atentar contra el esmalte dental. Los alimentos que se adhieren fácilmente a los dientes, y que tienden a atascarse entre las encías y los dientes, permiten que el azúcar ataque el esmalte dental ya que son dificiles de lavar. Limitá tu consumo de dulces, y cuando no podés, tratá de cepillarte y de usar enjuague bucal LISTERINE® después de consumirlos para minimizar el daño.

# 4 Pasta

Los alimentos con almidón, como la pasta, el arroz y las papas, también dañan los dientes porque se metabolizan en azúcares que producen ácido, que desgasta el esmalte dental.

# 5 Hielo

Masticar hielo, y en general alimentos extremadamente duros, puede debilitar el esmalte, abriendo grietas que exponen tus dientes a las bacterias dañinas, que pueden causar caries. Otros hábitos nocivos relacionados con la boca, como abrir botellas y paquetes con los dientes, también se deben evitar.

# 6 Nueces duras

Éstas pueden llegar a fisurar el esmalte de tus dientes. Además, masticar nueces duras también puede dañar los implantes dentales, prótesis dentales, y ortodoncia. Tratá de comer pequeños trozos de nueces en lugar de nueces enteras si éstas son muy duras.