Skip to main content

Search

Search

5 alimentos que nunca imaginaste que afectan tus encías

# 1: Helado

El helado daña las encías, especialmente en aquellas personas que ya son vulnerables. En general, los azúcares añadidos en la mayoría las golocinas, desde galletas a gaseosas, son malas para las encías, debido a que los azúcares se unen a las encías, provocando la liberación de ácidos que la erosionan. Y peor aún, la temperatura helada puede irritar las encías donde ya ha comenzado la lesión, dejando al descubierto las raíces que son super-sensibles a las sensaciones frías y calientes. Esto no significa eliminar los dulces de tu dieta. Aprendé a controlarte, y si comés helado, tratá de cepillarte y usar enjuague bucal inmediatamente para retirar los azúcares. Otra forma de resolverlo es manteniendo hábitos de higiene oral adecuados que involucren usar enjuague bucal dos veces al día para neutralizar la acidez en la boca a causa de tu dieta.

# 2: Tomate

Al igual que las dietas azucaradas, el tomate no ayuda a que tus encías se mantengan firmes y saludables; las dietas muy ácidas también agreden tus encías. Los tomates son saludables en muchos aspectos y ricos en el antioxidante licopeno, que se ha asociado como reductor del riesgo de accidente cerebrovascular, pero esta fruta jugosa también es altamente ácida. Cuando comés estos alimentos expones a los dientes en un ácido que los desgasta, promoviendo el riesgo de caries y la enfermedad de las encías. Cuando disfrutás esta jugosa fruta, tratá de comerla con otros alimentos que neutralicen el ácido como la mozzarella, carne magra, pollo, nueces, lentejas o atún.

# 3: Naranjas

Frutas cítricas como las naranjas, pomelos, limones y limas son ácidas y su alto contenido de azúcar natural proveniente de la fruta puede dañar y erosionar los dientes y las encías. Hay otras maneras (no ácidas) de obtener la vitamina C, tales como tomar suplementos o comer verduras con alto contenido de vitamina C, pero bajas en ácidos (como el brócoli y los espárragos) y frutas de baja acidez, como la guayaba y el melón (que por cierto son más altos en vitamina C que las naranjas).

# 4: Pan

El pan blanco, junto con otros alimentos producidos con harina blanca, no son amigables con tus encías. Aunque pueda sorprenderte, el pan, galletas y papas pueden ser tan perjudiciales para tus encías saludables como los dulces. Sus almidones son carbohidratos simples que se mantienen en la boca y se disuelven como el tipo de azúcar simple que alimenta a los gérmenes de tu boca. Estas bacterias bien alimentadas producen ácidos que conducen a la aparición de caries.

# 5: Las bebidas deportivas

Además de su contenido alto en azúcar, las bebidas deportivas también pueden erosionar tus encías y promover la aparición de caries, ya que también son ricas en ácido. Un estudio en el 2012 encontró que el ácido en las bebidas para deportistas ataca las encías y los dientes hasta por cinco días consecutivos después de la exposición a la bebida. Si vos o tus hijos toman bebidas deportivas después del ejercicio, deben mirar la etiqueta del producto para encontrar marcas con menor contenido de azúcares añadidos, o incluso mejor, reemplazarlas por agua.