Skip to main content

Search

Search

Title

Dejá de rechinar: podrías estar causando sensibilidad dental

No importa que tan bueno seas con tus dientes siguiendo una completa rutina de higiene oral, hay una condición común que puede dañarlos durante la noche: el bruxismo. Tal vez no tenés conciencia de que lo hacés, pero apenas conozcas los síntomas te sorpenderás.

Bruxar los dientes por la noche puede tener síntomas muy sutiles. La mayoría de la gente simplemente nota que se despierta con un dolor en la mandíbula. También a menudo informan que tienen un dolor de cabeza persistente durante todo el día. Y debido a que ignoran estos síntomas, el bruxismo en las noches continúa hasta que le hace un gran daño a los dientes.

Rechinar tus dientes (también conocido como bruxismo) es sólo otra manera más en la que nuestros cuerpos reaccionan al estrés, pero si no lo controlás va a causar dolor dental en algún momento, que es a la vez doloroso y estresante. El daño ocurre muy lentamente con el paso del tiempo: el bruxismo crea pequeñas grietas en el esmalte de los dientes hasta que eventualmente la dentina, esa capa sensible debajo de tu esmalte dental, queda expuesta haciendo a tus dientes vulnerables a los cambios de temperatura.

No dejés que un problema lleve a otro más grande. Si sospechás que estás bruxando, visitá a tu odontólogo para que determinen si hay signos y posiblemente te prescriba una placa protectora dental para que uses durante la noche. Esto incluso podría ayudarte con la calidad de tu sueño.